¿Qué es un representante fiscal?

Es un intermediario administrativo. También puede ser responsable solidario de la deuda fiscal del no residente. Esto aparece en la normativa europea sobre el IVA, principalmente para los no residentes y, en concreto, para los establecidos fuera de la Unión Europea:
Artículo143 (2) (a): exenciones
Artículo 197, (2) y 204, (1): deudor del impuesto
Artículo 226: Contenido de las facturas

En conclusión, a menos que la empresa no perteneciente a la UE realice sólo operaciones aduaneras o de zona franca, tendrá que nombrar a un representante fiscal. Por último, algunos Estados miembros eximen a las empresas establecidas en un Estado con el que existen instrumentos de colaboración administrativa.

Cuando el nombramiento no es obligatorio para las empresas con sede en la UE, se denomina representación voluntaria. Entre los proveedores que ofrecen servicios en torno a la representación fiscal encontramos nombres como agente fiscal, agente de impuestos, representante del IVA. En la práctica, la mayoría de los clientes de los representantes fiscales se encuentran en Europa: ofrecen, en algunos Estados miembros, una comodidad considerable, empezando por el hecho de no tener que desplazarse en persona.

¿Para qué sirve el representante fiscal?

No residentes responsables de las declaraciones periódicas

Concretamente, las tareas de un representante fiscal son las de honrar las obligaciones de una empresa con sede en otro país y ser un contacto local, ya conocido por las administraciones fiscales, estadísticas y aduaneras. El representante fiscal puede, por lo tanto, encargarse de todos los pasos en nombre de una empresa no residente:

Para las devoluciones de IVA aplicables a personas no responsables (13ª Directiva – 86/560/CEE)

Cada Estado miembro establece sus propias condiciones sustantivas y formales:

¿Quién puede ser un representante fiscal?

La empresa no residente puede designar libremente a su representante fiscal entre los sujetos pasivos establecidos en el Estado miembro (y, por tanto, ya debidamente identificados como tales por las autoridades fiscales). Este representante también debe estar específicamente autorizado en determinados Estados miembros. Por lo tanto, puede actuar como representante fiscal un cliente o proveedor local, una filial de la empresa extranjera, o una empresa especializada en este tipo de servicios.

Representante fiscal: procedimiento de nombramiento

Una vez que el no residente decide nombrar un proveedor de servicios fiscales, el nombramiento debe presentarse por escrito, ANTES de las primeras transacciones.
Debe firmarse por una persona que esté capacitada para actuar en nombre de la empresa (representante legal).
Las siguientes indicaciones son obligatorias:

El representante fiscal debe enviar la solicitud a la autoridad competente.

¿Cómo elegir un representante fiscal?

Debe haber transparencia por ambas partes para permitir intercambios fluidos y una sana colaboración a largo plazo.

¿Necesitas un representante fiscal?

Comprobamos los detalles